Oncología y enfermedades de la sangre

Durante más de 65 años, Boston Children’s Hospital y el Instituto de Oncología Dana-Farber se asociaron para proporcionar una atención integral contra el cáncer y las enfermedades de la sangre en niños, incluyendo tumores cerebrales, leucemia y linfomas. Al trabajar juntos, podemos ofrecer más especialistas y programas clínicos que prácticamente cualquier otro hospital pediátrico del mundo. Nuestro centro combinado, que fue nombrado mejor programa de oncología pediátrica de los Estados Unidos por U.S. News & World Report, está dirigido por algunos de los mejores oncólogos y hematólogos del mundo, y ofrece una variedad extraordinaria de tratamientos avanzados.

Nuestros médicos y cirujanos son reconocidos en todo el mundo por su experiencia en trasplantes de médula ósea (células madre), inmunoterapia y genoterapia, neurocirugía, extracción de tumores, cirugía de miembros de último recurso para el cáncer óseo, tratamiento con MIBG para neuroblastomas, etc. Si bien somos un destino líder para casos complejos y graves de todo el mundo, nuestro centro alcanza cifras de supervivencia de pacientes que igualan o superan el promedio nacional para todos los tipos de cáncer pediátrico. Le ofrecemos a su hijo las mejores oportunidades de supervivencia y prosperidad para el futuro.

Comprendemos que el cáncer y las enfermedades de la sangre en niños afectan a toda la familia y no solo al paciente. Por este motivo, involucramos a los padres y hermanos en todas las etapas de la atención del niño y ofrecemos un apoyo integral, tanto emocional como logístico, para garantizar que su familia permanezca tranquila, cómoda y concentrada en ayudar a su hijo a mejorar. Hacemos todo lo que podemos para que su experiencia sea lo más relajada posible.

Enfermedades que tratamos

El Centro de Oncología y Enfermedades de la Sangre Dana-Farber/Boston Children’s brinda atención a más de 5.000 pacientes por año. Nuestros departamentos clínicos especializados tratan todo tipo de cánceres y enfermedades de la sangre en niños, incluyendo:

  • Tumores cerebrales. Gliomas de bajo grado y de alto grado, gliomas protuberanciales difusos, tumores teratoideos/rabdoides atípicos (AT/RT), meduloblastomas, tumores de células germinales.
  • Cánceres óseos y de órganos. Osteosarcoma, neuroblastoma, tumores renales, tumores hepáticos, sarcomas de partes blandas, retinoblastoma, tumores inusuales.
  • Cánceres relacionados con la sangre. Leucemia, linfomas (incluyendo el linfoma de Hodgkin), histiocitosis.
  • Enfermedades de la sangre no malignas. Anemia, hemofilia, síndrome mielodisplásico, drepanocitosis, talasemia, síndromes de deficiencia de médula ósea, trastornos de glóbulos blancos (incluyendo la neutropenia).

Nuestro enfoque

Mediante la combinación de un hospital pediátrico líder y un instituto oncológico reconocido a nivel mundial, ofrecemos una amplitud de experiencia inigualable. Nuestros equipos interdisciplinarios incluyen no solo oncólogos y hematólogos, sino también especialistas como cirujanos, patólogos y expertos en imágenes para garantizar que podamos responder rápida y eficazmente a las necesidades de su hijo. También trabajamos en estrecha relación con los médicos de su hijo en su país de origen.

Si bien somos conocidos por nuestro enfoque científico, nuestros médicos nunca olvidan que su hijo es un niño, no solo un paciente. A partir del momento en que se determina el diagnóstico y hasta el seguimiento a largo plazo, ofrecemos una atención innovadora y compasiva para su hijo y el bienestar general de toda su familia. Incluso ofrecemos programas especializados para la supervivencia del cáncer, que ofrecen todos los servicios de asistencia que los niños necesitan a medida que realizan la transición hasta volver a la escuela, a trabajar y a jugar.

Investigación e innovación

Contamos con un extenso historial de tratamientos innovadores para oncología y enfermedades de la sangre en niños. Muchas innovaciones que se desarrollaron en nuestro centro han sido adoptadas por hospitales de todo el mundo, y seguimos liderando varias áreas importantes, como:

  • Medicina de precisión. Somos sede de una de las iniciativas de medicina de precisión más completas del país (conocida como “Profile”). En la actualidad, los investigadores están analizando cientos de mutaciones en más de 300 genes para todo tipo de cánceres con el fin de detectar alteraciones genéticas que podrían utilizarse para crear tratamientos personalizados para cada paciente.
  • Trasplantes de células madre. Nuestros cirujanos realizan más de 90 trasplantes por año en niños con cáncer, deficiencia de médula ósea, anemia aplásica y otras enfermedades de la sangre e inmunodeficiencias.
  • Genoterapia. Estos tratamientos introducen ADN en las células del paciente para sustituir los genes defectuosos o ausentes, con el fin de intentar estimular la capacidad del cuerpo de luchar contra el cáncer y otras enfermedades.
  • Inmunoterapia y tratamiento con vacunas. Nuestros especialistas utilizan anticuerpos artificiales, glóbulos blancos modificados y otras sustancias para estimular el sistema inmunológico del cuerpo para luchar contra las células cancerígenas, como las de la leucemia y los linfomas.

En el caso de niños con cánceres o enfermedades de la sangre difíciles de tratar o con recidivas, ofrecemos acceso a ensayos clínicos para tratamientos innovadores (como los mencionados previamente) que ofrecen la posibilidad de obtener mejores resultados y tiempos de recuperación más breves. Hay más de 100 ensayos clínicos activos en todo momento.

Experiencias de pacientes

Un trasplante de médula ósea: por partida doble. Unas gemelas de Colombia con un síndrome genético raro viajan a Boston con sus padres para someterse a un trasplante de médula ósea y aprovechar la oportunidad de participar en un ensayo clínico para un proceso experimental que busca hacer que los trasplantes sean más seguros y efectivos. Más información>>

Adolescente mexicano lucha contra el cáncer de hígado. Hace tres años, a Manuel Sánchez Paniagua le diagnosticaron un cáncer de hígado agresivo que se había propagado a otras áreas del cuerpo, incluido el cerebro. Manuel dejó su hogar en México, D. F., para luchar contra este cáncer metastásico poco frecuente en Dana-Farber/Boston Children’s. Más información>>

Powered By OneLink