Donde la medicina ensaya

Sala de control pediátrica de simulación

La medicina pediátrica avanzó un paso más en el área médica de Longwood en Boston gracias a un nuevo Centro de Simulación (SIM) pediátrico ampliado, un espacio exclusivo donde médicos, enfermeras y otros miembros del personal pueden practicar situaciones médicas difíciles o practicar procedimientos raros o complicados en un entorno clínico que parece real.

No obstante, los clínicos no son los únicos que utilizarán este nuevo centro de 372 metros cuadrados que incorpora equipos médicos reales, un diseño establecido y efectos especiales. Las familias pueden recibir asistencia práctica con equipos médicos que utilizarán en sus casas. Los inventores y “hackers” pueden desarrollar y probar nuevos dispositivos o plataformas de software y ver cómo funcionan en un entorno clínico real. Las intervenciones planificadas, por ejemplo, permitirán explorar las diferentes aplicaciones médicas y quirúrgicas de dispositivos activados por voz y controlados por gestos.

“El Centro SIM combina la medicina y un escenario de ensayo con la educación y la experiencia de vida del niño, lo que nos permite hacer simulaciones personalizadas”, afirma el licenciado en medicinaPeter Weinstock, quien tiene un doctorado y es director del Programa de Simulación (SIMPeds) de Boston Children’s. A través de modificaciones establecidas, las tres salas de simulación principales del Centro pueden convertirse en cualquier entorno médico, por ejemplo, una sala de traumatología o un quirófano completamente equipado con un sistema de refrigeración para cirugías cardíacas, donde los cirujanos pueden operar visualizando al paciente.

Collage de impresión 3DSimulaciones con pacientes y familias

Por primera vez, los cuidadores también podrán usar el Centro SIM para practicar con equipos médicos y ganar confianza para luego proporcionar cuidado en el hogar.

“Las simulaciones pueden ayudar a los padres a prepararse para el alta médica, enseñarles a hacer funcionar un respirador hogareño o ayudar a los niños con trastornos del comportamiento, como el autismo, a anticiparse a las visitas al hospital y los procedimientos médicos”, afirma Weinstock.

Allí es donde se dan la mayoría de los cambios establecidos. Esta sala de examinación ambulatoria puede convertirse en una enfermería o una cama para niños para realizar simulaciones con padres y otros cuidadores en el hogar.

Detrás de escena

Todas las salas del Centro SUM, incluso la recepción y el baño, están conectadas con micrófonos y cámara, y a una gran sala de control. Detrás de escena, los técnicos montan las simulaciones, preparan los efectos especiales y las voces de los pacientes, cambian las lecturas de los signos vitales y agregan nuevos giros a la “trama” en el escenario clínico. 

A veces es necesaria una parte de la anatomía del paciente para la simulación. Calle abajo del Centro SIM, SIM InventorSpace cuenta con una sala de imágenes para convertir datos de los estudios por imágenes de los pacientes para impresión en 3D y con impresoras 3D. También hay un espacio de ingeniería, una sala de efectos especiales y un espacio dedicado al modelado de prototipos de dispositivos. 

A pedido de la división SIMEngineer de SIMPeds, se hacen maniquíes y entrenadores anatómicamente exactos al incorporar anatomía impresa en 3D, sangre, pelo natural y otras características con un alto nivel de realismo.

“Somos únicos proveyendo especialistas en animatrónica y efectos especiales internamente, todo en un solo programa, incluso una sala de marionetas”, afirma Weinstock.

Powered By OneLink